Un Fármakon para desamarrar sentidos